2014

 “En el sitio donde el sueño tropezaba con su realidad.
Allí mis pequeños ojos.” 
(Federico García Lorca)

En el sitio donde los párpados y las ojeras se unen,

¡ahí es donde escuece! Allí mis pequeños ojos.

 .

Aquellos ojos míos de dos mil catorce

no se vieron ganar pronto,

ni siquiera en la luz

donde eran miel para los osos.

 .

Aquellos ojos míos de dos mil catorce

no estaban acostumbrados a estar solos

y buscaban las pupilas de alguien

en la oscuridad de un vaso roto.

 .

Aquellos ojos míos en el cuello de una presa

eran los de un animal torvo

arribando a la primavera

de la cacería de los más tontos.

.

Aquellos ojos míos de noviembre

eran el desván donde guardo el polvo

y la nariz…la nariz seguía

siempre oliendo todo.

 .
“No preguntarme nada. He visto que las cosas
cuando buscan su pulso encuentran su vacío.”
.

Hay un dolor vacío

en los instintos de un animal sin objetivo,

así que prefiero la soledad de una bebida impar

a la insatisfacción de convertirse en mito.

.

En el sitio donde los párpados y las ojeras se unen,

¡ahí es donde escuece! Allí mis pequeños ojos.

.

Pablo Melgar

 

Rose hip November – Vashti Bunyan
Tags from the story
, ,
More from Pablo Melgar Salas

888

En una ladera de México, Leonardo se viste de gasolina. El bidón...
Leer más

Deja un comentario