Dulces ritmos ópticos

La poesía de Pablo Melgar.

 

Me quedo aquí, a ver

cómo me engulle la noche entre sus dientes.

 

Siento las fachadas

caerse sobre mí

pero no tengo miedo.]

Siento el aire helarse

en torno a mí

pero no tengo miedo.]

 

Me quedo aquí,

y que se atreva la noche a engullirme…

porque aún hay luz en dulces ritmos ópticos.

 

Hipnótico misterio primigenio diluido en viernes

inflamable,

irreprimible,

irrepetible el rayo de luz sobre la noche en ciernes.

 

Pablo Melgar Salas

 Mystery os life – Nickodemus feat Andrea Monteiro
.

Marta

En algún lugar de Granada

se callaron las voces

y hablaron los ruidos.

(Haz click para seguir leyendo...)

More from Pablo Melgar Salas

Introspección en la carretera

Manual de instrucciones: La fórmula de esta playlist es la siguiente: 30 canciones = 1...
Leer más

Deja un comentario