El cuaderno dorado

#ego_blog

I

Brillando con highlighter

Este cuaderno dorado no sabe que es un cuaderno de color oro. Este cuaderno, en realidad, no sabe nada. Él solamente es papel y tinta. El que debería de saber algo soy yo pero yo tampoco sé nada. Yo solo soy carne, conductos y procesos automáticos. Mi mente es solo un cerebro cansado de planes, propósitos de enmienda y tropiezos varios. Pero fue ella. Fue mi mente quien decidió comprar este cuaderno dorado en El Corte Inglés de Murcia. El cuaderno dorado era el cuaderno más barato de todo El Corte Inglés, igual que este bolígrafo negro era el bolígrafo más barato de todo El Corte Inglés de Murcia. ¿No lo ves?

II

Buenos días

El cuaderno dorado no me da los buenos días. El cuaderno dorado no dice nada. Abro la ventana y me sale una media sonrisa forzada. Ojos estrábicos, un halo de luz blanca en la cara.

III

Ojos en blanco

Le cuento al cuaderno dorado que tengo sentimientos encontrados. El cuaderno dorado pone los ojos en blanco.

¿Tú qué piensas al respecto? Tú, como si fueses alguien.

No eres más que un cuaderno dorado, brillando con highlighter. Le cuento al cuaderno dorado que tengo sentimientos encontrados. El cuaderno dorado pone los ojos en blanco.

Fantaseo con la idea de que el cuaderno dorado me diga, ahora mismo:

“RECONDÚCETE, PABLO”.

El cuaderno dorado pone los ojos en blanco.

P. M.

Tags from the story
,
More from Pablo Melgar Salas

Filosofía en un after

#Poesía #Literatura Filosofía en un after. La deconstrucción me deja en tierra...
Leer más

Deja un comentario