El Hobbit: Un viaje inesperado (I)

Es difícil explicar lo que supone el lanzamiento de “El Hobbit” para los amantes de la Tierra Media. Los “tolkenianos” hemos soñado con las infinitas posibilidades que la mitología de Tolkien nos ofrece en nuestra imaginación durante estos nueve años que transcurren desde “El Retorno del Rey”. Tantas Edades con sus hazañas y transgresiones; tantas historias de aquellos personajes que se convirtieron en héroes de su tiempo y en leyenda para la posteridad, con sus antagónicos malvados y malhechores garantes del mal infinito; la convivencia de todas las razas del mundo y lo inimaginables para la creación de una sola mente humana: sus lenguas, etnias, topografía, personajes, desde el noble hasta el más insignificante de todos, y su evolución y decadencia. Todo esto y mucho más supone el mito que una vez surgió de la cabeza de John Ronald Reuel Tolkien.

Dicen que en esto de la Tierra Media “no hay medias tintas” y los hay reticentes de embarcarse en el viaje que supone ser amante de este mundo o puedes ser un completo enfermo. Yo, me considero enfermo. De los que desde aquella primera proyección quedamos prendados con aquello que nos parecía, desde el principio, tan complejo y atractivo. Muy pocas primaveras llevaba en este mundo cuando vi, por casualidad, “La Comunidad del Anillo”. Fue ese momento cuando me sumergí en las letras y en las infinitas páginas, descifrando “aquellas preguntas que necesitan respuesta”. Sintiéndome como Gandalf rebuscando entre manuscritos olvidados de otro tiempo, en busca de soluciones. Y me basta con la imaginación para emocionarme recordando los momentos más emotivos y épicos de esta gran historia.

Parte de culpa la tiene, sin duda, el director neozelandés que asumió la responsabilidad de ser el que pusiera imagen palpable a la historia de Tolkien. No sólo puedo decir que hayan sido grandes películas las suyas, sino que son las únicas que no me sacian las ganas de seguir viéndolas, las únicas que puedo contemplar una y otra vez para empaparme de cada detalle, de cada gesto y de cada paisaje de esa Nueva Zelanda de cuento con la que mi generación ha soñado con visitar durante toda su infancia, adolescencia y, me atrevería a decir, que durante toda su vida.

Y la música (Howard Shore), sólo con escucharla me encuentro despidiéndome de Sam, Merry y Pippin en los Puertos Grises con la cara llena de lágrimas y la expresión de un adiós definitivo. Puedo sentir el aliento de los Nâzgul sobrevolando el cielo lleno de truenos y tormentas rojizas, mientras temo por el destino de la humanidad. Y me siento Aragorn arengando a mis hombres en una batalla bañada de un destino atroz y donde la fe es la única arma posible. Emocionado.

Pero si nos adentramos más, no sólo es una sucesión de imágenes y momentos épicos sino que es objeto de un gran análisis ético lleno de moralejas y parábolas. El reflejo de la naturaleza del hombre, con su codicia, su bravura, los sentimientos tan fuertes como la amistad, el amor o el odio; sus pasiones más básicas y sus tradiciones jerárquicas y medievales. La ardua convivencia entre razas. El ansiado poder, simbolizado con un Anillo, que todos buscan como en el mundo actual: el Santo Grial del Mal bajo la máscara de panacea contra la infamia en el mundo; y lo que se es capaz de hacer para conseguirlo. Y, por supuesto, el secreto de toda victoria, la unión.

Así, inmersos en esta vorágine, nos encontramos, de repente, en una sala de cine viendo “El Hobbit”. Con esa sensación de nervios que hacía nueve años que no experimentabas. Y comienza: “En un agujero en el suelo, vivía un hobbit”.

Pablo Melgar

Misty mountains – Richard Ermitage & Dwarf cast

Título original: The Hobbit: An Unexpected Journey

Año: 2012

Duración: 170 min.

Director: Peter Jackson

Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Stott, Aidan Turner, James Nesbitt, Graham McTavish, Dean O’Gorman, Peter Hambleton, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, William Kircher, Mark Hadlow, Sylvester McCoy,Andy Serkis, Hugo Weaving, Cate Blanchett, Christopher Lee, Ian Holm, Barry Humphries, Manu Bennett, Elijah Wood, Bret McKenzie

Productora: Co-producción USA-Nueva Zelanda; Warner Bros. Pictures / MGM / New Line Cinema / WingNut Films

Género: Fantástico. Aventuras. Acción | Fantasía medieval. Espada y brujería. Dragones. 3-D. Precuela

Nota: 10 Excelente

Nota filmaffinity: 7,0

Nota IMDb: 8,0

Tags from the story
, , ,
More from Pablo Melgar Salas

Accidentes

      Un incendio en la Ciudad de la Justicia de...
Leer más

No hay comentarios

  • Me he sentido muy identificado con esas sensaciones que has descrito magistralmente!! Mítica saga y que aún nos dará numerosas tardes de buen cine, aunque como la primera trilogía…. Creo que ninguna saga me va a volver a cautivar así. Un saludo

Deja un comentario