Gravity

La mayor paz es el cielo. Me da tranquilidad los días de desasosiego, pues siempre está allí arriba, unas veces calmado otras inquieto pero siempre ofreciéndome el mejor paisaje posible. En las noches de verano me acuesto en su regazo y viajo por el espacio. Me sumerjo en su negrura y contemplo sus estrellas, tan lejanas que solo son visiones a través del tiempo. Siento como respiran a la par que mis pulmones, pues parpadean igual que un corazón con vida. Contemplar la inmensidad del universo me hace sentir insignificante. ¿Qué se sentirá al estar allí arriba?, me pregunto siempre.

Es curioso que los astronautas dicen justamente lo contrario cuando miran la Tierra desde el otro lado. Sienten la enormidad de nuestro hogar y también se sienten como una mota de polvo, contemplando el que es el mejor paisaje posible. Allí arriba no tienen los pies en el suelo y seguramente jueguen a ser Dios, pues es de locos que hayamos conquistado el aire de más allá de nuestras fronteras.

En Gravity sientes la lentitud de la gravedad cero y escuchas tu respiración empañar el cristal de tu escafandra. Te da vértigo estar más arriba que nunca y contemplas el Sol bañar de luz toda la vida de colores que hay allí abajo.

Es una experiencia inolvidable esta película. Te hace inspirar lo irrespirable y te sumerge en una aventura al alcance de unos pocos. Es un regalo el que nos ofrecen los efectos especiales, pues no iremos nunca más allá de la retina de nuestras pantallas pero sin duda nos hacen soñar que lo hacemos.

«No te sueltes».

 Está tan bien hecha que sufro y mis músculos se tensan en la lluvia de escombro espacial. Intento sobrevivir pues no hay reto más ineludible para un humano que el de vivir unos segundos más. Me aferro a la vida con la punta de los dedos y trepo por la escotilla de la estación espacial en busca de refugio.

 Pero si nuestra existencia en la Tierra está llena de obstáculos, en el cielo todo es monumental y así surgen las dificultades, inesperadas y feroces como la muerte. Nuestro personaje tiene que usar toda su intuición y su capacidad de supervivencia, que es algo con lo que se nace pero que solamente manteniendo la calma se aprovecha, para alargar su historia.

 Es la primera vez que congenio con Sandra Bullock, que hace un papel genial, y me meto en su piel durante noventa minutos, en una intermitente sensación de angustia y de calma. George Clooney, con su naturalidad por todos conocida, es la voz de la tranquilidad en este filme y nos alegramos de que esté allí, en la piel de un marinero del espacio.

 Está hecha de vida y todo funciona siempre, sin excesos y siendo despiadada en algunas escenas. Te mantiene llenos los pulmones hasta los créditos y hay absoluta conexión con los personajes. Gracias Gravity por concedernos este pasaje al infinito del cielo negro y hacernos flotar entre las estrellas, como una mota de polvo más que orbita sobre la Tierra. Y, por un instante, cambiaríamos nuestras vidas por observar tan solo un segundo, desde allá arriba, el gran horizonte eterno.

  Pablo Melgar

Above Earth – Steven Price

 

 Título original: Gravity

 

 

Año: 2013

 

 

Duración: 90 min.

 

 

Director: Alfonso Cuarón

 

 

Guión: Alfonso Cuarón, Jonás Cuarón

 

 

Reparto: Sandra Bullock, George Clooney

 

 

Género: Ciencia ficción, Drama, Aventura espacial, Supervivencia

 

 

Nota: 9 Muy buena

 

 

Nota filmaffinity: 7,3

 

 

Nota IMDb: 8,3

 

Tags from the story
,
More from Pablo Melgar Salas

Galveston, de Nic Pizzolatto

“¿Cuántas veces he estado a cubierto de la lluvia bajo techo ajeno,...
Leer más

3 Comments

  • Es lo más impactante que vi en el cine en los últimos tiempos, la cinematografía la música, los efectos, la dirección artistica y técnica, un trabajo extraordinario sin duda Alfonso Cuaron influenciado por el genio de Kubrick y su 2001 le ha rendido un gran homenaje. Se me paso volando.

  • Yo creo que es la pelicula sobre el espacio que más se acerca a la realidad tecnologica. Quizás por esta circustancia nos crea una atmósfera claustrofóbica que compartimos y sufrimos con los protagonistas. Nos recuerda que, a pocos kilómetros sobre nuestras cabezas, se está creando un vertedero de chatarra que puede ocasionar alguna hecatombe. El futuro que nos describia Kubrick ya está aquí.

Deja un comentario