Mozart in the jungle

No es Treme, pero tampoco pretende serlo. Mozart in the jungle trata sobre la vida en torno a la música clásica. Rodrigo De Souza, es el director de orquesta más famoso del momento y llega a la Orquesta Filarmónica de Nueva York bajo una enorme expectación. No es un retrato veraz del mundo de la música y no pretende profundizar de manera exhaustiva en ello, como sí era la intención de David Simon al mostrarnos los orígenes y la realidad sin matices de una ciudad (Nueva Orleans) que vive por y para el jazz. La gran sorpresa en la última Gala de los Globos de Oro 2015, en la que se hizo con el galardón a Mejor serie de Comedia y al de Mejor Actor (Gael García Bernal), es una comedia sencilla y ágil en un contexto nuevo para un espectador del año 2016 que ya no se contenta con navegar en los mismos escenarios de siempre, aunque se acabe enganchando con las mismas fórmulas de la comedia griega que siguen funcionando hasta nuestros días.

La red de deseos y aspiraciones de los personajes está muy clara desde el principio y el papel que cada uno de ellos desempeña dentro de la sociedad es incluso más importante para el guión que su condición de músicos. A pesar de que sea una gran oportunidad para engancharse a los clásicos. La magistral escena de Tony Soprano, uno de los mafiosos más implacables que hemos podido ver en el cine o en la televisión, bebiendo a morro de un cartón de leche en pijama y despeinado; cambió para siempre los fines de la ficción audiovisual. Y es evidente que la herencia del planteamiento de Los Soprano ha traspasado incluso a los terrenos de la comedia. En los últimos tiempos, series de puro entretenimiento como The Big Bang Theory, han propuesto planteamientos tales como el de someter a un grupo de científicos, brillantísimos en sus ámbitos de estudio, ante las vicisitudes que entrañan las relaciones sociales de la calle, donde no son tan astutos. Mozart in the jungle opta por una comedia de estructura reconocible, con las mismas confusiones, triángulos amorosos y situaciones de tensión entre personajes, reconocibles en cualquier comedia ligera como Californication o Cómo conocí a vuestra madre. Sin embargo, el punto de partida ya es atractivo antes de empezar, pues reúne a un elenco de personajes curiosos que alternan la bohemia inherente al universo artístico y las dificultades de otros tantos que solamente se sienten seguros con su instrumento entre las manos.

Además, la importancia de lo colectivo en la narrativa audiovisual desde The Wire, hace que se confundan los personajes protagonistas con los secundarios. Nuestras retinas penetran en este ecosistema hermético, como es el de una orquesta filarmónica en la ciudad de Nueva York compuesta por los músicos de cámara más prestigiosos del planeta, a través de la historia de una joven oboísta que pretende hacerse un hueco entre ellos, a partir de la llegada de Rodrigo. Ambos son víctimas de una tensión sexual no resuelta que es el hilo conductor de toda la historia. Desde el primer momento, intuimos que Hailey va a tener numerosos golpes de suerte que la aúpen un peldaño más hacia su sueño. Sin embargo, con la entrada en escena de esta atractiva oboísta (Lola Kirke), algunos músicos de renombre verán amenazados sus puestos de trabajo y no serán precisamente buenos con ella. Es cierto que la mayoría de sus triunfos son bastante predecibles pero son sus obstáculos y enredos con los demás personajes, fuera del escenario, los que mantienen nuestra atención y generan una de las risas más entrañables de la ficción televisiva actual.

Simultáneamente a esta malla colectiva de personajes, que es la culpable de su ritmo frenético y de su regusto adictivo; la ficción se sostiene alrededor de la figura de Rodrigo, interpretado por un genial Gael García Bernal que rebosa, como siempre, de una naturalidad pasmosa en cualquiera de sus interpretaciones. En Mozart in the jungle da vida a un extravagante músico mejicano que es director de orquesta desde los 12 años y que se convierte en un fenómeno mediático en todo el mundo. Su éxito le catapulta hacia la Filarmónica de Nueva York para sustituir a su anterior director, Thomas, quien se ve forzado a la jubilación. Esta simpática analogía de la disputa que tuvieron Mozart y Salieri (Amadeus), en la que el ascenso de uno conllevó inevitablemente la decadencia del otro, orquesta una batalla muy divertida entre dos personajes excesivos y antagonistas. En su disputa por la grandeza, Rodrigo impondrá sus peculiares métodos de trabajo a un mundo sujeto a intereses más allá de los artísticos y, en su camino, articulará un diálogo con su propia conciencia creativa. Este personaje lleno de locura no pretende mostrarnos una descripción psicológica compleja, como ocurre en la mayoría de los personajes de drama (Don Draper, Walter White, etc.), sino hacernos disfrutar con esta caricatura de un genio que nos hace reír con su interpretación de la vida a través de la música que tanto ama.

Pablo Melgar

Sibelius Violin Concerto in D minor – Sarah Chang

Título original: Mozart in the Jungle

Año: 2014

Duración: 30 min.

Director: Roman Coppola, Adam Brooks, Daryl Wein, Paul Weitz, Bart Freundlich

Guión:Roman Coppola, Jason Schwartzman, Alex Timbers, Paul Weitz, Blair Tindall

Música:Roger Neill

Fotografía:Ben Kutchins

Reparto: Gael García Bernal, Lola Kirke, Saffron Burrows, Malcolm McDowell, Peter Vack, Hannah Dunne, Bernadette Peters, Mark Blum, Jennifer Kim, Debra Monk, Margaret Ladd, John Miller, Joel Bernstein, Nora Arnezeder, Makenzie Leigh, John Anderson

Productora:Pictures in a Row / Amazon

Género: Serie de TV.  Comedia |  Música.  Drogas.  Serie Online

Nota: 7 Buena

Nota filmaffinity: 6,9

Nota IMDb: 8,2

 

 

Tags from the story
,
More from Pablo Melgar Salas

Alicia en las ciudades

La mejor historia para un escritor sin musa es vivir. Acabo de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *