OFENDIDO

Visto lo visto,

ahora voy a opinar yo.

 

Yo también me siento ofendido,

como el noventa y nueve por ciento.

 

Vivimos

en un momento…

 

…de ofendidos

ofendiendo y de pedir perdón.

 

Todos sienten la necesidad de expulsar su mierda en este siglo,

todos menos yo.

 

Vivimos

en un momento…

 

…de ofensión

ofensiva en el extremo.

 

Yo también me siento vengativo,

como el noventa y nueve por ciento.

 

Visto lo visto,

¡es mi momento!

 

(El OFENDIDO levanta la mirada de su teléfono móvil y se da cuenta de que todo el Teatro se ha quedado dormido. El público, los azafatos del auditorio, los guardias de seguridad, los camareros de la cantina, los organizadores, los políticos, los periodistas, los técnicos de iluminación, los escenógrafos e incluso el resto de actores y el director.

El OFENDIDO aparte –y tan aparte- con una lágrima entre los dientes.)

 

OFENDIDO

A nadie le importa.

 

FIN

 

Blblbl…

 

Pablo Melgar Salas

More from Pablo Melgar Salas

El Hobbit: Un viaje inesperado (I)

Es difícil explicar lo que supone el lanzamiento de “El Hobbit” para...
Leer más

1 Comment

Deja un comentario