El Realejo

Ya no hay francesitas

ni pintores en el Realejo.

Ya no hay moros en la Alhambra

y alguien ya no quiere vivir más allí.

Pero su muralla sigue siendo de casas blancas

y verdes muy vivos.

Pero todos los días suben las escaleras para soñar

y las bajan para tapear.

Ya no hay peros

cuando uno está en el Realejo.

Pablo Melgar

 

El Realejo – Michel Camilo

More from Pablo Melgar Salas

K-Billy y el Supersonido de los 70s. Capítulo VI

Gimme Shelter – The Rolling Stones Hola setenteros esta semana vengo a...
Leer más

Deja un comentario