Nueva reconquista de Graná

Ha nevado en Cracovia
y el mismo invierno aquí
cubre de viento y dorado
las escamas más altas
de los tejados de Graná.
Albaicín de cipreses y flores,
de cuestas rubias
y ráfagas de luz bajo las lluvias de primavera.

Frente a la Torre de la Vela
comienzo mi reconquista,
la del sol y la nieve,
bendecida por los astros,
encomendada a los planetas.

Ahora sí,
conozco de mis límites sus emplazamientos.
Podré iniciar la ofensiva,
presentar batalla y
conquistar un mundo
lleno de hogueras y luna,
rebosante de luz y fuego,
artificios de mi juventud.
De todas las batallas
contra uno mismo es la única verdadera.
cuando frente a las huestes del pasado,
henchido de valor y revestido de presente,
uno enarbola la bandera del futuro.

Frente a la Torre de la Vela,
la sangre fluye caudal sereno,
los nervios ondean al viento
y a lo lejos se distingue
el fuego de una hoguera.
Las sombras que bailan en ella
lloran gritando por mi compañía.
Yo voy, no como hombre,
ni mujer,
ni poeta.
Con los nervios al viento
soy el aire que los ondea,
el sol que los acaricia,
el pájaro caído de las alturas
sobre un mar de azur.

Amé a mi Padre, a mi Madre,
a Dios y los hijos de Adán
y Eva.
Soy suelo bajo la carne
lluvia que diluye la sangre.
La luz se desparrama
por las rojas escamas de las casas.
Y en ella,
sin carne
ni hueso
ni lágrima
soy yo,
interior y exterior,
frontera,
el total y la nada.

Violeta Font

La nueva reconquista de Graná – Grupo de Expertos Solynieve

More from Violeta Font

La violencia, la ternura

Hay, fundamentalmente, dos cosas que me atraen de las personas. Una es...
Leer más

Deja un comentario