Todo lo demás (Anything else)

¿Sabéis una cosa?, una vez estaba en una fiesta y mi chica habló con todo el mundo menos conmigo. Mi chica o eso creía yo. No disfruté para nada de aquella noche y actué mecánicamente, hablando con la gente y haciendo como que me lo pasaba bien, mientras observaba cómo ella se reía al charlar con aquel chico o con el otro. Aquello pareció el fin del mundo, la verdad. Un infierno. Y lo más gracioso es que la seguí como un perrito faldero al acabar la fiesta y nos fuimos de aquel antro de desgracias. Aquello estaba destinado únicamente a darme temas sobre los que escribir en el futuro, además de al fracaso. Y, cuando todo acabó, realmente no fue para tanto. Fue como todo lo demás en esta vida.

Adoro a este hombre de gafas grandes para su esmirriada cara arrugada por los años y lleno de un nerviosismo de neurótico, porque me hace pensar. Una película de las consideradas mediocres en su filmografía es más deliciosa que la mayoría de las que he visto en mi vida («Si la cosa funciona«). Todo empieza siempre de la misma forma, con el encanto del sonido del jazz anunciando la función, mientras la pantalla en negro informa sobre el reparto con la misma tipografía de siempre marca de la casa. Y, después, algún monólogo brillante, seguro, o alguna situación disparatada llena de inteligencia. Entonces empiezas a pensar.

En cada película de Woody Allen te ves reflejado en algún momento de ella y ves al pobre Jerry Falk incapaz de dar portazo con cada cosa que porta veneno en su vida solamente por el hecho de querer ser buena persona. Es ahí cuando sonríes por fuera al recordar aquellas veces que padeciste de ese mal y te ensombreces por dentro al preguntarte a ti mismo si acabaste con aquellas actitudes.

“¿Que la píldora la pone histérica? Ella ya es una histérica. El Pentágono debería usar sus hormonas para una guerra química.” 

 Jerry Falk es un joven escritor que vive en Manhattan y, a pesar de su juventud, empieza a gozar de cierta popularidad dada la calidad de su pluma para escribir comedia. Pero su representante es un inepto que le impide evolucionar y únicamente sigue con él por pena, a pesar de que se queda con el 25% de todo lo que gana.

 Su novia, Amanda, es el caramelo prohibido. Una de esas mujeres imposibles que hace que pierdas la cabeza y no solo por su belleza, por su sensualidad o por su inteligencia sino por su libertad. Una de esas mujeres que no es dueña de nadie y que genera celos en quien nunca fue celoso. El pobre Jerry ha perdido la cabeza por ella y soporta su locura y todas las situaciones hirientes que le provoca solo por su enamoramiento atroz.

“Las mujeres son lo único que conoceremos del Paraíso en la Tierra.”

Tampoco es capaz de acabar con su psicoanalista (siempre presente en las películas de Woody Allen) que no le aporta absolutamente nada, cosa de la que se dio cuenta hace bastante tiempo. Y sigue yendo a sus citas para hablar solo sin que él le aporte ninguna ayuda.

 Entonces se cruza en su vida un tipo muy peculiar al que todos reconocemos, Dobel (Woody Allen), otro escritor que hace de su conciencia y le abre la mente para que intente dar carpetazo a todo lo malo y siga escribiendo y evolucionando en la vida. Con él tendrá largas conversaciones filosóficas sobre la fatalidad de la existencia humana y sobre todos los agobios y situaciones que, al fin y al cabo, tenemos todos. Gracias a él nos reiremos un rato con la media sonrisa de quien lee un libro que le hace gracia, ya que las situaciones cómicas nunca faltan y los rincones mágicos tampoco («Midnight in Paris«). Lo importante no es el final sino el recorrido y, además, haremos un ejercicio de relativizar todo. Pues al fin y al cabo, la complejidad de nuestra existencia y los dolores de cabeza que nos crea es como todo lo demás.

  Pablo Melgar

 

 

Easy to love – Billie Holiday

 

Título original: Anything Else

 

Año: 2003

 

Duración: 96 min.

 

Director: Woody Allen

 

Guión: Woody Allen

 

Reparto: Jason Biggs, Christina Ricci, Woody Allen, Stockard Channing, Danny DeVito, Jimmy Fallon, KaDee Strickland

 

Productora: Dreamworks Pictures / Gravier Productions

 

Género: Comedia. Romance. Comedia romántica

 

Nota: 8 Notable

 

Nota filmaffinity: 6,4

 

Nota IMDb: 6,4

Tags from the story
,
More from Pablo Melgar Salas

On the road again. Microcapítulo II

Las Winchester también tienen sabor si te las meten en la boca,...
Leer más

Deja un comentario